sábado, 8 de agosto de 2015

Decimoséptima etapa: Lo habitual con peli incluida.

20 km. Esa es la distancia que nos separa mañana de nuestro objetivo para esta semana y para este año: alcanzar la capital leonesa.

Será nuestra última etapa después de llegar hoy a Mansilla de las Mulas. 26 km separan este municipio próximo a León de Bercianos del Real Camino, localidad donde descansamos el jueves.




Hoy ha sido más de lo mismo. Una larga y monótona jornada pero nada complicada. Los falsos plataneros flanqueando nuestro lado izquierdo ya son parte del paisaje. También los campos de cereral cosechados y los pequeños pueblos de la meseta castellana y leonesa, todos un calco del anterior.

Anécdotas las hemos tenido como todos los días. Nos resistimos a abandonar las buenas costumbres del "otro camino". Un buen desayuno, el almuerzo y el vermú no pueden faltar.  El resto se improvisa, pero la comida y la cena son sagradas, siempre con mesa, cubiertos y mantel.

Desde el principio nos propusimos no adelgazar un solo gramo después de estar andando una media de 27 km diarios durante una semana, y por tercer año consecutivo lo vamos a lograr.

También nos propusimos promocionar "el otro Camino" y a pesar de nuestras dificultades con los peregrinos, los más mediterráneos se van animando. Con los guiris y los orientales nos resulta mucho más complicado.

Hemos terminado el día con sesión de cine casero. La película no podía ser otra que "Ahora los padres son ellos" después de estar todo el camino recordando las escenas míticas de toda la saga y nombrar centenares de veces especialmente una de ellas "¿Eres tú el padrino Follen?".

No puedo despedirme sin mencionar el estupendo y acogedor albergue en el que nos hemos recogido en Mansilla. "Gaia". Se trata de un pequeño albergue abierto apenas hace 15 días y regentado por una hospitalera estupenda, Marisa. Muy recomendable.

Buenas noches.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada