miércoles, 5 de agosto de 2015

Décimocuarta etapa: adobe, campo, sol y carretera

Etapa sencilla la de hoy, aunque muy monótona, como casi todas las que atraviesan Castilla, pero esta con el añadido de que transcurre prácticamente entera paralela a la carretera.


Salida desde Boadilla del Camino, temprana como siempre, para aprovechar al máximo las horas más frescas. Y hoy han cundido, aunque más que por el fresco por las ganas de llegar a Frómista. Por supuesto que para ver esa joya del románico que es la iglesia de San Martín pero, sobre todo, para desayunar. Ya nos conocéis. La parada en Frómista hoy era obligada por los vínculos familiares de Dani con el pueblo. Aunque el desayuno nos lo ha fastidiado esa tortilla precocinada acartonada. En cualquier caso, la caminata junto al Canal de Castilla ha merecido la pena y a pesar de las "prisas", antes de cruzarlo para entrar en Frómista ha tocado la foto de rigor, esta con Mónica y Francesca, dos catalanas con las que hemos empezado a patear a la salida de Boadilla.



Y a partir de ahí poca novedad: casas de adobe, campo, sol y carretera. Tanta carretera como Camino, porque desde la salida de Frómista hasta Carrión de los Condes este transcurre en paralelo a la P-980, que conecta ambas localidades. Lo de recordar el número de carretera es inevitable cuando te pasas 18 kilómetros descontando mojones.


Dicho todo esto, se ha agradecido llegar pronto a Carrión de los Condes. Para evitar esas últimas horas de sol intenso que siempre hacen larguísimos los últimos kilómetros y para disfrutar #ElOtroCamino que tanto nos gusta. Tarde de paseos, terraceo y retrobament, en este caso con Silvia, otra catalana que conocimos en el primer año y que, como nosotros, sigue completando la travesía. Nadie se quiere perder #ElOtroCamino!!


Y con las mismas a las 22:30 como un clavo en el Albergue, que esa es otra! En Carrión solo hay albergues parroquiales, así que Sor Marilyn nada más llegar a mediodía nos ha ofrecido un variado catálogo de actividades de ocio: canto y baile -guitarra en mano-, la hora del rezo y la bendición especial para peregrinos. Como os podéis imaginar, hemos optado por #ElOtroCamino, aunque Raúl por un momento casi se arranca con el coro: "all together now!". Más allá de las bromas, el Albergue está estupendo y la amabilidad de las hospitaleras se agradece. Mañana más! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada