sábado, 17 de agosto de 2013

Primera etapa: Comienza la aventura


Primer día y primeras sensaciones. Y nada malas. Ayer a la llegada a Roncesvalles, una vez superados los nervios iniciales (los cuatro somos novatos en el Camino) planificamos una primera etapa de 22 kilómetros, hasta Zubiri. Finalmente hemos tirado cinco más y hemos llegado hasta Larrasoaña, donde ya estamos instalados en el albergue.

Empezábamos el día a las 6:30, aun de noche, con muy poca visibilidad entre los pasillos que forman los primeros bosques. En seguida, con los incipientes rayos de sol del día aparecía el primer pueblo a atravesar: Burguete. Primera parada, la más importante: el desayuno. Café, zumo y un buen bizcocho para uno, empanada para otro y bocadillos para el resto. Muy bueno aunque, todo hay que decirlo, muy mal atendidos por los que, con toda probabilidad, eran la familia propietaria del bar.

Seguimos!! Y con el sol ya un poco más alto aparecían las primeras ascensiones, tanto que al culminar la primera ya sobraba toda la ropa de abrigo. Manga corta y velocidad de crucero a buen ritmo. Tan bueno que aun no sabemos si excesivo para el primer día. Mañana se verá...

Por lo demás, superado el alto de Mezkiritz, el día ha transcurrido sin problemas: conversaciones sobre fútbol, Rocky, El Padrino, cine en general, vistas estupendas y naturaleza en estado puro (léase apareamientos mañaneros entre terneros). Lo normal, supongo. Así hasta la gran subida para coronar el alto de Carrovide, que junto al anterior encierran el Valle del Erro. Aquí el calor ya apretaba y aunque hemos mantenido el ritmo empezaba a aparecer el cansancio con cada vez menos zonas boscosas y, por lo tanto, menos sombras.

Desde ahí en picado: más de 100 metros salvados en poco más de un kilómetro y 5,5 más de pronunciado descenso hasta Zubiri. No ha habido más remedio: nos hemos visto obligados a parar y, creo que también, dar cuenta a una cerveza bien fresca.

El resto un paseo. Cinco kilómetros más hasta la "meta", aunque a alguno los dos últimos se le multiplicaban a cada paso que daba. Superado sin problema. Poco antes de las 14:00 sellabamos el paso por Larrasoaña. Ducha, lavado de ropa, comida (compartiendo mesa y conversación con otros dos peregrinos) y esta siesta que nos hemos ganado...





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada