jueves, 4 de agosto de 2016

Vigésimo tercera etapa: el Camino interminable


 Sin lugar a dudas la etapa más difícil de mi vida hasta ahora dejando por detrás la de Larrasoaña-Viana, 32 kilometrazos interminables con todo tipo de dificultades y menos mal que estaba nublado el día.

Hemos pasado por Ponferrada y su Castillo Templario para después desayunar allí y poner rumbo a Cacabelos.

Una queja he de decir, pasando Cacabelos, la subida que el camino va por la carretera que hagan el favor de señalizar bien el Camino normal...
Porque hemos seguido flechas verdes y "amarillas" y nos hemos hecho 2 kilómetros adicionales como gilipollas.

Una vez llegados al destino fijado (Villafranca del Bierzo) a hora tardía por éste incidente, nos hemos metido un buen botillo de los "de toda la vida" como dice el comentarista de NBA+ Guillermo Giménez, menos Manuel que se ha metido un pollito de corral que tenía buena pinta aún sin pimentón.

Después de darnos ese homenaje yo me he ido al albergue Leo porque estaba que me dolía todo, donde estamos hospedados, muy TOP por cierto.
Pepito Piscinas (Dani) ha decidido seguir con el movimiento y los demás chicos están bien.
Mañana nos tocará buena subida pero dado mi lamentable estado no haremos más de 20 km.


Y ahora voy a abrir a Don Potolo y Futbolin que les han cerrado el albergue....XD


















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada