viernes, 16 de agosto de 2013

Camino de Santiago, mochila y propositos



Mañana partimos hacia Roncesvalles, cogemos el tren de las doce para Pamplona y, desde allí, un autobús hacia la primera etapa del Camino y comienzo de nuestra aventura.

Somos cuatro amigos de Burgos que nos planteamos un reto, que, no por ser muy común, deja de tener dificultad, hacer el Camino de Santiago. Por motivos de coincidencia de vacaciones, nos hemos marcado completar la ruta completa en dos o tres veranos, por lo que este año, nos planteamos una meta intermedia, Logroño. Quizás sea lo mejor, ya que nos lo tomamos como una primera prueba de resistencia que si superamos nos dará ánimos para seguir en 2014; y si no podemos con ello, pues optaremos por Ibiza.

La idea de comenzar un blog, está inspirada en la aventura de mi amigo Enrique, que con mucho más mérito que nosotros, se lanzó en solitario al reto que culminó, como veréis en las páginas de su bitácora (A Santiago va), con maestría pero no sin sufrimiento.

Nosotros queremos ir más allá, utilizando las redes sociales como diario de nuestro viaje: Facebook, Twitter, Instagram, Vine, Endomondo y este mismo blog. Estaréis pensando que menudo Camino de meditación vamos a hacer si estamos toda la ruta pendientes del móvil, pero tranquilos familiares, amigos, suegras, novias pesadas y amigas, nos limitaremos a postear un resumen diario que elaboraremos durante las tranquilas tardes de descanso después de la agotadora ruta de la mañana.

Guía y botas del Camino de Santiago

Madrugones, largas caminatas, sol, menús del peregrino, partidas de mus en la sobremesa, encuentros con otros/as caminantes; intentaremos encontrar el equilibrio y relatar todo esto y más a lo largo de estas páginas.

No os aburro más, me voy a terminar la mochila, que su dificultad tiene. Yo me estoy guiando con este tutorial; igual os sirve...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada